Melchora Flores Alonso (1935-hasta nuestros días)

Melchora Flores Alonso “Chorita” (Vida y obra)

Melchora Flores Alonso (1935-hasta nuestros días) nació el 13 de octubre de 1935 en el Puente de Vilomara i Rocafort, población minera cerca de Manresa, Barcelona, Cataluña, (España) en la actualidad vive en Barcelona Cataluña, (España).

Melchora Flores Alonso es más conocida bajo el nombre de Chorita.

Hija de los militantes anarquistas Bartolomé Flores Cano y Juana María Alonso Torres y sobrina del minero anarquista, Pedro Cano (Barcelona)

En 1939, con el triunfo franquista, toda su familia se exilió en Francia y entre los años 1939 y 1942 estuvo recluida en los campos de concentración de Brams, Argelès s/Mer, Rivesaltes y guardara una cicatriz de 10 centímetros en la columna vertebral de los golpes recibidos por un estalinista

A sus 13 años en Lyon, (Francia) tuvo su certificado de estudios a la edad de 14 años siendo la más joven, y fue la Primera de la Región Rhône Alpes, (Francia) con una nota de 89/100, felicitada por el Rector de la Educación Nacional Francesa

A sus 16 años escribió en la máquina de escribir, un libro sobre un amor imposible de un escritor anarquista El escritor se quedó muy poco tiempo en la CNT de Villeurbanne, Auvernia-Ródano-Alpes. (Francia)

 En 1953, con 18 años entró a trabajar como secretaria de dirección en la empresa Viterme de Lyon, Auvernia-Ródano-Alpes. (Francia).

Melchora Flores Alonso (Chorito) a Villeurbanne
Melchora Flores Alonso (Chorito) a Villeurbanne

En los años cincuenta fue miembro de las Juventudes Libertarias (FIJL) en Lyon Auvernia-Ródano-Alpes (Francia) con Juan Jimeno, Germinal Gil, Clemente Barber nacido en Manresa, hijo del minero J. Barber, Antonio Puertolas y fue la profesora de francés para los jóvenes refugiados.

Bajo el seudónimo de Chorita colaboró en el “Boletín Ródano-Alpes”, Periódico publicado entre 1950 y 1960 en Clermont-Ferrand, Auvernia, (Francia) por la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias (FIJL). Los artículos fueron corregidos por Vicente Galindo Cortés (Fontaura) antes de ser enviados a Antonio Flores (CNT de Saint Chamond) para ser publicados por Alejandro Lamela…

También colaboró en el grupo artístico «Tierra y Libertad», dirigido por Juan Hernández, para quien, escribió en la máquina de escribir los textos de las obras de teatro que se distribuían a los miembros del grupo teatral.

En la actualidad vive en Barcelona, Cataluña, (España).

 

Biografía: por su hija Corinne Flores Cano

 

UN RECUERDO DE LOS CAMPOS DE CONCENTRACIÓN artículo de Chorita (Melchora Flores Alonso)

Pasados 20 años, volví este verano a Argelès s/Mer, y allí me acuerde dé mi infancia, o, mejor dicho, de mi niñez, que se pasó junto a las de muchos refugiados que, para no volver en España otra vez, prefirieron sufrir en los campos de concentración que el gobierno francés puso para nosotros.

¿Quién es el refugiado del año 1939 que no se acuerda de esos campos malditos?

Yo era, por cierto, muy pequeña, tenía en esa fecha 3 años, pero, pese a tan corta edad, ha dejado en mi un recuerdo inolvidable, pues junto a mi madre y hermano, hemos sufrido, como muchos las consecuencias del hambre y del frio, porque no teníamos mantas con que abrigarnos por la noche, ni alimentos para aplacar el hambre. El que has estado en Argeles, se acordara de todo ello;
no olvidara nunca la humedad de la arena.

¡No podíamos ver a mi padre!, se hallaba separado de nosotros, como los estaban todos los hombres, y para poderle ver mi hermano o yo, nos teníamos que escapar por las alambradas, con cuidado, temblorosos, a fin de que los guardias no nos vieran, porque si no, nos castigaban, aun siendo niños.

¿Quién es el de nosotros que nos ha dejado allí uno ser querido sea por insuficiencias de alimentación, sea por no cuidarlo cuando se halla enfermo, porque guardaban, según los médicos, las medicinas para otros enfermos más jóvenes?

A ver de nuevo todo aquel campo de arena que han hecho ahora para recreo de los turistas, se me han venido en la memoria todos los tristes y amargos recuerdos de mi niñez, y la de muchos que, como yo, en estado allí, en campo de concentración, como refugiados y, no lo niego, las lágrimas se asomaron a mis ojos.

Tú, amigo, si vas otra vez por allí, no recordaras, mejor diríamos, no reconocerás al Argeles en donde te encarcelaron rodeado de doble alambradas, porque todo ha cambiado; en la orilla de la playa, ya no existen las alambradas que no te permitían escapar, pero si un terreno de juego, en donde poder divertirte.

Lo único que te hará recordar los años aquellos, será el Hospital, en donde las enfermeras y médicos no te cuidaban, porque tenían…otra cosa que hacer.

Así que, si un día tienes la idea de ir a recordar aquellos inolvidables días penosos, acuérdate de que cuando se siente y ama un ideal tan bello que el nuestro. se tiene que sufrir, y piensa también, que nosotros no hemos sufridos muchos en comparación de lo que están sufriendo los que hayan allén de los Pirineos bajo el yugo y el terror franquista.

 

Chorita – Periódico Boletin Ródano-Alpes de Clermont Ferrand (1950-1960)

 

Escritos de Chorita.