Yeshaayahu Toma Ŝik (Schück Tamás, Schuck Tamas) (1939-2004)

Yeshaayahu Toma Ŝik (Schück Tamás, Schuck Tamas) (Vida y obra)

Yeshaayahu Toma Ŝik (pronunciado “shick”) (Schück Tamás, Schuck Tamas) (1939-2004). Nació el 17 de agosto de 1939 en Budapest, (Hungría) y murió 13 de julio de 2004 en  Hungría, se desconoce el lugar exacto.

Fue un activista por la paz húngaro-israelí, anarquista, socialista libertario, vegano, ciudadano del mundo y pionero de la busca de paz en el conflicto israelí-palestino.

Desde que era un adolescente y como sobreviviente del Holocausto, Toma Sik se opuso activamente al militarismo israelí. Rechazó el servicio militar[1] y aconsejó a los objetores de conciencia durante 30 años, desempeñó un papel central en el capítulo Internacional de Resistentes a la Guerra en Israel, así como en “Gush Shalom” (Bloque de la Paz).

Fue un activo defensor humanista secular de los derechos humanos y civiles para los judíos y árabes. 

Trabajó como columnista y traductor en el semanario palestino en idioma inglés Al-Fajr” , y como fotógrafo de la Sociedad de Estudios Árabes en Jerusalén Este. 

Desde 1974 se dedicó simplemente a la actividad pública, desarrollando un estilo de vida simple. Era un espectáculo familiar en las manifestaciones en el centro de Israel durante muchos años, donde distribuía folletos escritos en su peculiar estilo.

También trabajó en la sede de War Resisters International en Londres,  Inglaterra, (Reino Unido) fue el activista central en la sucursal de Amnistía Internacional de Israel y ayudó a Alba Kör (movimiento húngaro no violento por la paz) a convertirse en miembro de War Resisters International. También era ciudadano de la República de Mondcivitan (Commonwealth of World Citizens).

Durante muchos años, Toma Sik apoyó el idioma internacional Esperanto. También se lo enseñó a sus hijos. Ocasionalmente organizó reuniones de esperanto en su casa de Tel Aviv, (Israel) y fue anfitrión de esperantistas extranjeros allí.

Abandonó Israel a fines de la década de 1990 y finalmente se estableció nuevamente en su país de nacimiento, Hungría, donde murió en 2004, invadido por un tractor durante un paseo nocturno a casa a través de los campos hasta su antigua granja recién comprada donde intentaba establecer una comuna agrícola igualitaria de “nuevos campesinos”, orgánicos, humanistas y veganos.

En su obituario sus amigos declararon: “en palabras de Joe Hill , ¡No llores, organiza!” .

El Instituto Internacional de Historia Social mantiene una vasta colección de documentos de Toma Sik en varios idiomas, como hebreo, húngaro e inglés. Los documentos incluyen documentación sobre el movimiento por la paz en Israel y especialmente sobre Gush Shalom, publicaciones periódicas y folletos sobre agricultura sostenible y orgánica, el medio ambiente (por ejemplo, en Europa del Este), vegetarianismo y veganismo, y documentación sobre la unificación europea, incluidos boletines del Anti- europeo. Alianza Maastricht.

Ver también

Referencias

  1. ^ Blatt, Martin; Davis, Uri ; Kleinbaum, Paul (1975). “Capítulo 7, Yeshayaahu”. Disidencia e ideología en Israel: resistencia al borrador, 1948-1973 . Londres: Ithaca Press. pp. 66-77. ISBN 0-903729-07-5 .

Enlaces externos

Toma Sik (1939-2004)

Perdimos a un querido amigo:

Fue un pionero de la búsqueda de la paz entre israelíes y palestinos, un precursor de los actuales rechazos pacifistas y participó activamente en la lucha por la igualdad de derechos de los árabes, la causa de las aldeas no reconocidas, así como los problemas ambientales y antinucleares.

El 20 de julio de 2004, escuchamos que Toma Sik está muerto, invadido por un tractor durante un paseo nocturno a casa a través de los campos hasta su antigua granja recién comprada en algún lugar de una parte olvidada de Hungría. Esta granja debería haber cumplido su sueño de establecer una comuna de “nuevos campesinos” orgánicos-humanistas (y veganos).

Durante décadas, su amigable rostro barbudo se vio en cualquier manifestación contra la ocupación. Al llegar en su bicicleta, retiraba fajos de folletos, escritos en su estilo inimitable y que producía en su vieja máquina de plantillas.

Nadie podía cumplir con todos los criterios que estableció, ni siquiera él mismo, como admitiría con gusto con un sentido del humor poco común entre las personas con muchos principios. El hecho de ser anarquista, vegano, pacifista, ciudadano del mundo y el resto no le impidió dar todo a organizaciones con objetivos menos universales como Gush Shalom, donde desempeñó un papel central hasta que dejó Israel a fines de la década de 1990. Desde cuando finalmente se estableció nuevamente en su país de nacimiento.

Le sobreviven sus dos hijas y cuatro nietos que viven en Israel.