Franco (Francesco) Serantini (1951-1972)

Franco Serantini (Vida y obra)

Franco (Francesco) Serantini (1951-1972). Nació el 16 de julio de 1951 en Cagliari, Cerdeña, (Italia) y murió el 7 de mayo de 1972 en Pisa, Toscana, (Italia). Fue un joven anarquista de 20 años que murió a causa de las torturas provocadas por la policía. Franco Serantini fue abandonado en el orfanato, donde permaneció hasta la edad de 2 años, cuando es adoptado por una pareja sin hijos. Después de la muerte de su madre adoptiva se da en custodia a los abuelos maternos, con quienes vivió en Campobello di Licata, en la isla de Sicilia, (Italia) hasta los 9 años, cuando se muda de nuevo a una institución de asistencia en Cagliari, Cerdeña, (Italia). En 1968 fue enviado al Instituto Para la Observación de los Niños de Florencia, Toscana, (Italia) y desde allí sin la más mínima razón de ser de índole penal se le destina al reformatorio escolar “Thouar Peter”, en Pisa, Toscana, (Italia). Al salir de ahí, después de continuar sus estudios en la Escuela Estatal de Fibonacci, (Italia) asiste a la Escuela de Contabilidad Empresarial. Con el estudio y conocimiento de él y sus nuevos amigos, comienza a ver el mundo con otros ojos y se acerca al entorno político de la izquierda. Franco y sus amigos asisten a los locales de la Federación Juvenil Comunista Italiana (FGCI), pasando por el grupo Lotta Continua y, en el Otoño de 1971, integra el grupo anarquista “Giuseppe Pinelli”, que tiene su sede en la calle S. Martino nº 48.

Encarcelamiento y Torturas.

Junto con muchos de sus compañeros, se involucra en todas las luchas sociales de aquellos años, como la experiencia del “Mercato Rosso” en el barrio popular Cep, de mucha acción antifascista, y por último la discusión de la candidatura de Pietro Valpreda provocó diversas protestas en el movimiento anarquista italiano de aquellos tiempos.

El 5 de mayo de 1972, participa en la protesta llamada por el grupo antifascista “Lotta Continua”, una manifestación convocada en Pisa, Toscana, (Italia) contra Beppe Niccolai, miembro del Movimento Sociale Italiano-Destra Nazionale, grupo neofascista italiano. La manifestación fue duramente atacada por la policía. A causa de las innumerables acusaciones contra Franco, es rodeado por policías de la Segunda y Tercera Sección de la Tercera Compañía de la policía antidisturbios de Roma, Lacio, (Italia) en calle Gambacorti. Los manifestantes son brutalmente reprimidos y golpeados.

Posteriormente Franco fue trasladado a una comisaría y después a la cárcel de Don Bosco, donde, al día siguiente, se le somete a un interrogatorio, durante el cual expresa un estado de malestar general que para el Tribunal, los carceleros y el médico de la prisión no se consideraba serio.

Muerte y posteriores investigaciones.

El 7 de mayo, después de dos días de agonía, Franco cae en estado de coma en su celda, es transportado a la sala de emergencia de la cárcel, lugar donde muere a las 09:45 AM.

La tarde del mismo día, las autoridades penitenciarias tratan de obtener el permiso del XVI Municipio de Roma, Lacio, (Italia) para el transporte y posterior entierro del cadáver. El Municipio se niega a conceder el permiso por considerarlo un acto ilegal, mientras que la noticia de la muerte de Franco se extiende por toda la ciudad. Luciano Della Mea, historiador del ala anti-fascista y militante de izquierda, junto con el abogado Massei, deciden traer a un abogado civil. El día después de que se llevó a cabo la autopsia, el abogado contratado por Luciano y Massei, Giovanni Sorbi, al salir de la sala de la morgue del Hospital de Santa Chiara, recuerda:

Fue un trauma asistir a la autopsia, ver que diseccionaban al muchacho… un cuerpo masacrado, su pecho, sus hombros, su cabeza, sus brazos. Todo empapado en sangre. Ninguna parte del cuerpo quedó intacta. Pasé una larga noche con pesadillas.

En su funeral, realizado el 9 de mayo de 1972, se vio una gran participación popular. En el cementerio, Cafiero Ciuti, un anciano militante anarquista, recitó el último discurso del funeral. En la Plaza S. Silvestro, el 13 de mayo de 1972, se realizó un gran evento organizado por el grupo “Lotta Continua”, que culminó con una concentración final por Gianni Landi para los anarquistas, y Adriano Sofri por “Lotta Continua”. Se instaló una placa en su memoria que fue colocada en la entrada del Palacio Tohuar, que era la última habitación de Franco. La manifestación e iniciativa para conmemorar a Franco se realizan año tras año. En Turín, Piamonte, (Italia) se fundó una escuela en su nombre. En 1979, en Pisa, Toscana, (Italia) se funda la Biblioteca Franco Serantini y en 1982 la Plaza S. Sylvester pasó a tener el nombre de Franco y se inauguró un monumento que fue donado por la cantera de Carrara.

En la actualidad, las investigaciones sobre los responsables de la muerte de Franco se ahogan en la burocracia y en el “No recuerdo” de los oficiales del Partido Socialista Italiano (PSI) presentes en el lugar. Los sesenta hombres de la Segunda y Tercera Sección de la Tercera Compañía de la policía antidisturbios de Roma, Lacio, (Italia) quienes son los protagonistas de la historia, desaparecen en la niebla de las salas del poder judicial, pero el asunto sigue siendo objeto de la opinión pública a través de una campaña sistemática de medios de prensa de los grupos anarquistas, de “Lotta Continua”, del Comité Justicia por Franco Serantini, de las infinitas individualidades y agrupaciones varias y, finalmente, el libro de Corrado Stajano “El subversivo. Vida y muerte del anarquista Serantini”, publicado en 1975, fue capaz de dar conocer y mantener viva la memoria de un joven de 20 años, muerto en una calle de Italia durante los años setenta, que creía y luchaba por la libertad, la justicia y un mundo mejor.

 

 

Franco (Francesco) Serantini. (Otra biografia.)

Franco (Francesco) Serantini (1951-1972). Nació el 16 de julio de 1951 en Cagliari, (su primer nombre es Francesco), de padres desconocidos, estudiante. Es abandonado en el centro familiar y permanece allí hasta la edad de dos años cuando es adoptado por una pareja de ancianos sin hijos. Vive su juventud en Sicilia y, tras la muerte de su madre adoptiva, es entregado a los “abuelos maternos”, con quienes vive, en Campobello di Licata, y permanece con ellos hasta la edad de nueve años cuando vuelve a ser trasladado a un Institución de asistencia en Cagliari. 

Serantini tessera avisEn 1968 fue enviado al Instituto para la observación de menores en Florencia y, desde allí, incluso sin la más mínima razón de una orden penal, asignado al reformatorio en Pisa “Pietro Thouar” en un régimen de “semi-libertad”.

En Pisa, después de haber obtenido la licencia de la escuela intermedia en la escuela estatal de Fibonacci, asiste a una escuela de contabilidad empresarial. El conocimiento que adquiere Serantini y las nuevas relaciones que lo vinculan lo llevan a mirar el mundo con otros ojos y acercarse al entorno político: asiste a las oficinas centrales de FGCI y FGSI, las de extrema izquierda hasta que llega al Grupo Anarquista en la segunda mitad de 1970. “Giuseppe Pinelli”, que tiene su sede en la Federación Anarquista de Pisa (adherente a la ley) en la calle S. Martino en el número 48, donde se reunió con militantes ancianos como Cafiero Ciuti, el profesor Renzo Vanni y otros jóvenes libertarios. Como muchos otros estudiantes, Serantini participa en manifestaciones antifascistas, en la campaña de contrainformación sobre la masacre estatal, en la experiencia del “mercado rojo” en el barrio popular del CEP y finalmente en la acalorada cuestión de la candidatura de protesta de Pietro Valpreda.

Lungarno 5 maggio 1972El 5 de mayo de 1972, Serantini participó en la manifestación convocada por “Lotta Continua” para protestar contra el Excmo. Giuseppe Niccolai del MSI. La iniciativa es violentamente reprimida por las fuerzas presentes en vigor. Serantini, rodeado por numerosos policías del Segundo y Tercer pelotón de la Tercera Compañía de la I Agrupación Rápida de Roma en el Lungarno Gambacorti, es brutalmente golpeado. Posteriormente fue trasladado, primero a una estación de policía y luego a la prisión de Don Bosco, donde al día siguiente fue sometido a un interrogatorio, durante el cual manifestó un estado de malestar general que el juez, los guardias de la prisión y el médico no juzgaron “serio”. Después de casi dos días de agonía, Serantini se encuentra en estado de coma en su celda. Tras ser trasladado a la sala de emergencias de la prisión, falleció a las 9.45 horas del 7 de mayo.

En la tarde del mismo día, las autoridades penitenciarias intentan obtener la autorización para transportar y enterrar el cadáver sin demora en el municipio. Funerale SerantiniLa oficina municipal se niega a otorgar la aprobación del entierro ya que las noticias de la muerte de Serantini rebotan en la ciudad. Luciano Della Mea, antifascista e militante historiador de la izquierda Pisan, con el profesor Guido Bozzoni, toma la iniciativa de constituir un partido civil apoyado por los abogados Arnaldo Massei y Giovanni Sorbi, dando paso a una amplia campaña de contrainformación. 

En los días posteriores a la muerte de Serantini en muchas ciudades italianas, se llevan a cabo protestas y denuncias de las responsabilidades de la policía. El funeral de Franco (Francesco) Serantini el 9 de mayo de 1972 es recordado por la gran participación popular que siguió en los años siguientes a varias otras manifestaciones, en 1979 los camaradas anarquistas de Pisa le dedicaron una biblioteca y en 1982 se inauguró el monumento a su memoria en la plaza S Sylvester frente al Instituto Touhar que lo recibió en los últimos años de su vida. Las investigaciones para descubrir a los “perpetradores” de la muerte de Serantini se ahogan en la burocracia judicial italiana y en la “no memoria” de los oficiales Partido Socialista Italiano (PSI) presentes en el hecho. En 1975, Corrado Stajano, un periodista democrático, recopiló en un volumen apasionado la vida de Serantini,  ayudando a mantener vivo el recuerdo del niño sardo, “El subversivo. Vida y muerte del anarquista Serantini”, fue capaz de dar conocer y mantener viva la memoria de un joven de 20 años, muerto en una calle de Italia durante los años setenta, que creía y luchaba por la libertad, la justicia y un mundo mejor.                                           

La balada de franco serantini.

»La balada de Franco Serantini 1972.
Era el 7 de mayo, día de las elecciones,
Y los primeros resultados vinieron de las cárceles:
allí había un tipo roto,
su edad tenía veinte años.
Hace solo dos días habló Niccolai,
Franco estaba con sus compañeros, decidí más que nunca:
“El mundo cayó sobre la ciudad,
ese asesino no hablará “.
Lungarno Gambacorti lo había arrestado,
Los policías del estado lo mataron de los golpes.
“Rabla roja, debes entender
¡Si sales a la calle puedes morir!
Y luego, en manos de Zanca y Mallardo,
Continúa esos perros, sigue batiéndolos:
“Te lo prometí hace seis meses”,
Zanca le dice sin piedad.
Encerrado como un perro, Franco está enfermo y muere.
pero solo un fiscal llega a la prisión;
Le pregunta a Franco: “¿Por qué estabas allí?”
“Para una idea: libertad”.
Entonces, de repente, tienen prisa: tienes miedo de los muertos;
Se activa la operación «entierro rápido»:
“Es solo un huérfano, hazlo desaparecer,
Nadie puede pedirlo “.
Pero en su lugar salió mal, preguntándonos, te has engañado a ti mismo,
Porque en su funeral tres mil puños cerrados.
Fueron el compromiso, la voluntad.
que esta lucha continuara
Era el 7 de mayo, día de las elecciones,
Y los primeros resultados vinieron de las cárceles:
allí había un tipo roto,
su edad tenía veinte años

Fuentes:

bfs, Carte Giovanni Sorbi; Ivi, Tarjetas Luciano Della Mea; en el mismo;Tarjetas de la Federación Anarquista Pisana; Ivi, recopilación de testimonios orales sobre F. Serantini.

Bibliografía:

Comité de “Justicia para F. Serantini”, Franco Serantini, “un asesinato firmado” , Pisa, sn, [1973?]; Justicia para Franco Serantini , Pisa, Administración Provincial de Pisa, 1974; C. Stajano, El Subversivo. Vida y muerte del anarquista Serantini , Turín, Einaudi, 1975 (nueva edición, Pisa, ediciones BFS, 2002); Veinte años, 7 de mayo, 1972-1992, anarquista de Franco Serantini asesinado por la policía mientras se oponía a un mitin fascista , Pisa, BFS edizioni, 1992; Franco Serantini. Historia de un subversivo (y un asesinato de estado) , en ppl. a la n. 281 de «A», mag. 2002; “S’era tutti subversivi” dedicada a Franco Serantini , video documental de G. Verde, Pisa, ediciones BFS-Una revista anarquista, 2002.

Hoja editada por la Biblioteca Franco Serantini, centro de archivo y documentación de historia social y contemporánea. – Pisa.

Mayo 2010

Véase también.

44 años desde la muerte de Franco Serantini.

Fecha de transmisión

El anarquista Franco Serantini muere en prisión el 7 de mayo del 72. Fue arrestado tras una manifestación antifascista.

 

 

Recordando a Franco (Francesco) Serantini, muerto por la represión.

Han pasado ya mas de cuarenta años desde aquel 7 de mayo de 1972, cuando Franco Serantini fue muerto por el Estado. Tenía veinte años. Había nacido en Cerdeña. No teniendo familia, y padeciendo de “absoluta carencia de afectividad”, vivió entre orfanatos y centros de reeducación. En Pisa se encontraba en semilibertad: debía comer y dormir en el instituto de reeducación de la plaza San Silvestre. Semilibertad es una palabra grotesca: la libertad no se puede partir por la mitad.

Franco, la libertad, la quería toda entera: se hizo anarquista. Empezó a mirar el mundo con otros ojos y a acercarse, en el otoño de 1971, al grupo anarquista “Giuseppe Pinelli” que tenía la sede en la calle San Martino en el número 48. El 5 de mayo de 1972 participa en la concentración antifascista convocada por “Lotta Continua” (1) en Pisa contra el comicio del diputado Giuseppe Niccolai del “Movimento Sociale Italiano” (2). La concentración es atacada duramente por la policía; durante una de las innumerables cargas, Franco es rodeado por un grupo de celerini (3) cerca del rió Arno, a la altura de Gambacorti, y es apalizado hasta sangrar. A continuación es transportado al cuartel de los Carabinieri, y finalmente a la cárcel Don Bosco de Pisa, donde el día 6 de mayo es interrogado. “Preguntado al imputado en qué creía, responde: soy anarquista”. Y añade: “fui arrestado mientras escapaba. Me cayeron encima una decena de policías y me golpearon en la cabeza. Todavía acuso de hecho, fuertes dolores en la cabeza”. Fue puesto en una celda de aislamiento.

El 7 de mayo, dos días después del arresto, es encontrado muerto sin constantes vitales en su celda, muere a las 9:45, poco después de ser trasladado al Centro clínico de la cárcel.

A los funerales del 9 de mayo de 1972 tuvo lugar una gran participación popular. En el cementerio Cafiero Cinti, un anciano militante anarquista, da las últimas palabras de despedida.

En la plaza San Silvestre, el 13 de mayo de 1972, tiene lugar una gran manifestación convocada por “Lotta Continua” que concluye con un mítin a cargo de Gianni Landi por los anarquistas, y Adriano Sofri por “Lotta Continua”. Terminado el comicio se procede a instalar una lápida conmemorativa de Franco en el edificio Tohuar, la última vivienda del compañero.

Las manifestaciones e iniciativas para recordar a Serantini se dan año tras años desde entonces: en Turín se le dedica una escuela, en 1979 en Pisa nace la biblioteca homónima (*), y en 1982 en la plaza San Silvestre, rebautizada en aquel tiempo plaza Serantini, se inaugura un monumento donado por los marmolistas de Carrara. Las investigaciones para descubrir los responsables de la muerte de Franco chocan con la burocracia judicial italiana y en los “no recuerdo” de los oficiales de la policía presentes en el caso. Los sesenta hombres del Segundo C del tercer pelotón de la Tercera compañía de la I Agrupación de policía de Roma, que son los protagonistas del suceso, desaparecen en la niebla de las salas de la magistratura.

Pero el caso del anarquista Serantini atrae la atención de la opinión pública a través de una campaña constante de prensa por parte de los periódicos anarquistas, de “Lotta Continua”, y de los Comités “Justicia para Franco Serantini”. Una gran ayuda para la memoria histórica fue dado por el libro de Corrado Stajano con su libro “Il sovversivo. Vita e morte dell’anarchico Serantini”, que sale en 1975, gracias al cual se ha podido conocer y mantener en vida el recuerdo de un muchacho asesinado en una calle de la Italia de los primeros años setenta que creía en la libertad, en la justicia, en un mundo mejor.

El caso de Franco Serantini, masacrado por los golpes de la policía que pretende defender un comicio del “Movimento Sociale Italiano” permanece dolorosamente en nuestra memoria, también de quien, entonces, no vivió aquella época. Franco es junto con tantos otros (Giannino Zibecchi, Claudio Varalli, Francesco Lo Russo, Georgiana Masi, Fausto e Jaio, Carlo Giuliani, ecc…) una víctima de la represión. Una de las pocas y sintetizadas consideraciones que se pueden extraer de este suceso es que “del Estado, se puede morir”. Ni justicia, ni paz. Contra la represión no nos callaremos.
Gaetano

——————–

(extraído de la web del Círculo libertario E.Zapata de Pordenone, [www.zapatapn.org->http://www.zapatapn.org] )

(1)Lotta Continua: grupo de izquierda radical extraparlamentario nacido a partir de las luchas del “Otoño caliente” italiano de 1969.

(2)Movimento Sociale Italiano: partido político de extrema derecha, que recoge la tradición fascista mussoliniana de la tardía Repubblica di Salò (1943-1945).

(3)Celerini: agentes del cuerpo policial italiano llamado la Celere.

(*) En la actualidad, el Circolo Culturale Franco Serantini tiene su sede en via S.Martino nº 108 de Pisa. Y es actualmente una de las editoriales más destacadas del movimento libertario italiano. Ver el libro “Vent’anni 7 maggio 1972-1992: Franco Serantini anarchico assassinato dalla policía mentre si opponeva ad un comizio fascista”. Editado por la misma editorial en 1992.

Publicado en www.nodo50.org/valencia_llibertaria
Traduccion Valencia llibertaria

Franco Serantini 1972 – 2012.

 

La ballata di Franco Serantini

 

Manifestazione in ricordo di. F. Serantini 07-05-2011