José Martínez Guerricabeitia (1921-1986)

José Martínez Guerricabeitia (Vida y obra)

José Martínez Guerricabeitia (1921-1986).  Nacio el  18 de junio de 1921 en Villar del Arzobispo, Valencia, (España) y falleció el 12 de marzo de 1986 en Madrid , (España), hijo de José Martínez García, minero anarco-sindicalista, y Josefa Guerricabeitia Orero, fundador de Ruedo Ibérico.

Durante la Guerra Civil española, con 16 años (en 1937), se alistó en las Milicias de la Cultura, de las que formó parte hasta ser detenido y encarcelado en 1939. Posteriormente se enroló en el servicio militar, después del cual continuaría su militancia en las Juventudes libertarias. Fue apresado de nuevo, aunque huyó y se refugió en Francia en 1948.

Con la intención de continuar la lucha contra Franco, fundó junto con cuatro amigos más una editorial llamada Ruedo Ibérico, con el objeto de contrarrestar la propaganda del régimen franquista. Entre las primeras obras publicadas se encontraban El laberinto español de Gerald Brenan y La guerra civil española de Hugh Thomas.

Ruedo ibérico fue obra exclusiva de José Martínez. Los demás le hemos acompañado, unos más, otros menos, durante alguna etapa de la editorial. El centró su vida en ella, le aseguró continuidad. El monopolio virtual que ejerció fue a pesar suyo. El se quejó, a menudo, de su aislamiento. Nadie tenía su experiencia como editor, y estaba dispuesto a entregarse por entero a la tarea las más veces tensa e ingrata. Ruedo ibérico ha quedado por eso íntimamente asociado a Pepe. Por las oportunidades que creó, por su pasión, tenacidad e imaginación en el empeño. Pepe Martínez ha sido uno de los que más ha contribuido a perfilar culturalmente la España libre de hoy. No todas sus aspiraciones políticas se han cumplido, ni tampoco le ha llegado en vida un gesto de reconocimiento. España, devoradora de cadáveres, espera hasta verlo muerto para recordarlo.

Nicolás Sánchez Albornoz.

Enlaces externos.

 

José Martínez Guerricabeitia

Martínez-GuerricabeitiaLa editorial Ruedo Ibérico fue creado en gran medida por un solo individuo: José Martínez Guerricabeitia. José Martínez, llamado ‘Pepe’ para sus amigos, era un hombre excepcional que tuvo un papel importante entre los antifranquistas    círculos culturales y políticos españoles.

Se crió en un ambiente anarcosindicalista muy cerca de Valencia, donde su padre era propietario de una cantera de piedra. Su madre, Josefa Guerricabeitia Orero, era originario de País Vasco.

En 1937, a los 16 años, José Martínez ofreció para las Milicias de la Cultura del ejército republicano español. Después de la victoria de Franco, fue hecho prisionero de guerra. Debido a que era tan joven, no fue condenado a una pena de prisión, pero en su lugar fue enviado a un reformatorio durante dos años y medio. Después fue reclutado por el ejército. A pesar de todos los esfuerzos de adoctrinamiento de derecha invertido en él, se mantuvo fiel a los principios de izquierda de su crianza y era activo en el metro de  la región de Valencia contra Franco 

El historiador Nicolás Sánchez Albornoz se acuerda el cumplimiento de José Martínez en 1946, ya que el editor sea a escondidas estaba ocupado sus periódicos subterráneos (con la tinta todavía húmeda) en la estación de Valencia. Fue el acoplamiento previsto entre la Federación Universitaria Escolar de Valencia y el centro Comité Federal de Madrid. Detenido de nuevo, sin embargo, corría el riesgo de recibir una condena de cinco años de prisión. En cambio, huyó a París en 1948, mezclándose entre los muchos exiliados españoles que ya están allí.

En el exilio

Españoles en el exilio se basó en uno al otro y, a menudo se reunieron en el popular Café de Cluny o en la librería de Soriano en 72, rue de Seine. Pero las profundas divisiones políticas de la época de la guerra civil persistieron. Comunistas, anarcosindicalistas, Socialistas y trotskistas, cada uno instalaron sus propias instituciones en la capital francesa.

Una de las primeras acciones de José Martínez fue el lanzamiento de la revista “Península”. Sólo dos números publicados, pero fue el debut de Martínez en la generación de publicaciones de forma independiente. Él también era políticamente activo como representante extranjero de la Federación Universitaria Española (FUE) y la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias (FUL).

Desde 1952 hasta 1958 José Martínez estudió derecho y sociología en la sección VI de la École Pratique des Hautes Études, Sorbona, mientras que al mismo tiempo hacia trabajos a fin de mes.

En la Sorbona asistió a conferencias a cargo de los marxistas, hispanista e historiador Pierre Vilar. Su compañera Elena Romo, que corrige la copia en el Diccionario Larousse, le presentó a la gente en la industria editorial. Otra novia, Marianne Brüll, le ayudó a encontrar trabajo en la editorial Hermann, donde bajo la tutela de Adrian Frutiger que llegó a apreciar los aspectos estéticos de la publicación. Después de trabajar en Hermann durante cinco años, dio un gran salto y comenzó su propia editorial “Ruedo Ibérico”.