José Ricardo Ego-Aguirre Aranibar  (José Ego Aguirre) (1913-2002)

José Ricardo Ego-Aguirre Aranibar (Vida y obra)

José Ego-Aguirre, ya anciano, con un compañero
José Ego-Aguirre, ya anciano, con un compañero

José Ricardo Ego-Aguirre Aranibar  (José Ego Aguirre) (1913-2002). Nació el 6 de abril de 1913 en Tacna, Tacna, (Perú) y muerió el 15 de diciembre de 2002 en Temuco, Araucanía, (Chile)  el militante anarquista José Ricardo Ego-Aguirre Aranibar, también conocido como El Ego, Don Ego o El Canciller.

Había nacido el 6 de abril de 1913 en Tacna, Tacna, (Perú). Desde muy joven militó en el movimiento anarquista, trabajando como obrero en la región de la pampa salitrera y después en el cobre chileno (Atacama, Chuquicamata, La Loa, et . ).
Fue compañero de los anarquistas Juan Parra, de Santiago de Chile, y Miguel Tascón, de España. Militó en las Juventudes Libertarias de Chile y comenzó a publicar artículos en la prensa anarquista .
Con un grupo de compañeros forma el grupo «Pcasual y Buto» en la zona norte de Chile, en reivindicación de dos compañeros que cumplieron 10 años de cárcel y nunca fueron juzgados, la poetisa chilena Gabriela Mistral publicó un folleto en defensa de estos dos compañeros. Despues en Santiago, participó en las actividades de la Industrial Workers of the World (IWW, Trabajadores Industriales del Mundo) de Chile, asistió a un congreso de esta organización sindical como delegado de la zona norte chilena y llegará a ser secretario de Comunicaciones.
Fue delegado sindical de La Disputada durante muchos años. Durante la década de los treinta formará parte del grupo  «Francisco Ascaso» y al llegar el barco «Winnipeg» Valparaíso cargado de exiliados de la Guerra Civil española, tomará contacto con anarquistas peninsulares, franceses e italianos que habían luchado en los frentes de batalla contra el fascismo. Junto con un grupo de estos exiliados , formará la Federación Anarquista Ibérica (FAI) de Chile, adherida a la corriente del «anarquismo específico».
En La Legua, con los hermanos carpinteros Cordero, formó parte del grupo «Tierra y Libertad» y editó el periódico del mismo nombre.
Durante su larga vida mantuvo correspondencia con innumerables anarquistas de habla hispana y por este hecho recibió el mote de El Canciller.
En 1981, en ​​plena dictadura militar, fue detenido con un grupo de 17 estudiantes de secundaria con los que tenía una reunión para crear un grupo anarquista. Una vez liberado, en 1982, junto con otros compañeros (Roberto Torres, Oscar Ortiz, etc.) Fundó la revista “Hombre y Sociedad”, primer publicación libertaria editada durante la dictadura.
En 1984, la revista consiguió un local y se convirtió en centro de reuniones anarquista, pero a finales de los ochenta a resultas del referéndum convocado por la continuidad o salida de la dictadura militar de Agusto Pinochet, el grupo caerá en discusiones internas que precipitarán su final.
En octubre de 1997 la revista “Hombre y Sociedad” salió de nuevo retomada por un grupo de jóvenes, pero duró poco. En este año participó en un congreso que pretendía crear una organización anarquista en Chile .
Durante los últimos años de su vida se dedicó a la pintura, a la edición del periódico de noticias libertarias “Amor y Acracia” ya la militancia en el grupo “Movimiento Libertario Joaquín Murieta”, que nació marxista y que gracias a él derivó a la anarquismo.
José Ego-Aguirre murió el 15 de diciembre de 2002, víctima de un cáncer en los pulmones, en el Hospital Regional de Temuco, Araucanía, (Chile) y sus restos fueron enterrados en Pillánlelbun, Araucania, Chile).
 

 BIODRAFIA DE JOSÉ EGO AGUIRRE.

Una de los grandes anarquistas en Chile de los últimos tiempos, fue el compañero José Ego Aguirre, mecánico en las oficinas salitreras del norte de Chile, durante los años 30s, miembro de la IWW (Chilena), después trabajo con los periódicos “La Protesta” y “Tierra y Libertad” de Santiago, siendo siempre militante sindical.
En los 80, fue uno de los que activo la propaganda anarquista bajo la dictadura; con la edición en 1985, de la revista “Hombre y Sociedad”, la cual fue relanzada en 1997.
Excelente camarada, que partió a sembrar libertades a otro mundo a fines del 2002. Lo que muchos no saben es que el compañero era de nacionalidad peruana, originario de Ica, junto a el, otro gran militante del anarquismo chileno también fue de origen peruano, el compa Julio Rebosio, quien teniendo doble nacionalidad tuvo la gloria de ser el primer insumiso al servicio militar, aparte de redactor de la publicación anarquista la “Verba Roja”.
Ego Aguirre, fue un maestro para muchos del anarquismo, se fue de Perú a Chile en algún momento a fines de los ´20 o principios de los `30, participo desde 1936 en grupos anarquistas de Chile, escribiendo en periódicos como Tierra y Libertad y La Protesta, fue varias veces delegado sindical (era mecánico de los minerales del cobre) y participo desde 1935 hasta su disolución 1951 en la IWW chile y después en la CUT, donde se fusionaron todos los sindicatos chilenos en 1953 (con una importante presencia Anarquista).
Participo además en varias radios clandestinas en las minas. Durante la dictadura fue apresado y torturado por el infame Guatón Romo, pero quedo en libertad al poco tiempo pues los milicos no entendían que alguien pudiera ser “comunista” y estar contra la “Rusia Soviética”.
Fundo el Centro de Estudios Sociales “Hombre y Sociedad” en 1985 junto a otros sobrevivientes de la antigua generación libertaria y esa fue la primera publicación abiertamente Anarquista después del golpe.
En los 90´s, participo en muchas iniciativas para rearticular el movimiento libertario en Chile y en 1997 volvieron a fundar nuevamente la revista Hombre y Sociedad.
En diciembre del 2002 murió trágicamente, a causa de su avanzada edad, en el pueblo de Pillanlelbún al sur de Chile.

  Temuko, $hile

Sitio de Difusión e Información del Movimiento Libertario Joaquín Murieta

Salud, Compañero Que Te Vas
Se va una generación de esperanza y acción
Trágicos y divinos locos
De santa locura por los demás Forjadores de Acracia, de Justicia y Libertad

Gente que abrazó el duro camino
De un generoso ideal Que sembraron en las estrellas
Un mundo de pan y libertad
Ya no compartirás con tus compañeros

Las patadas de los verdugos en la celda del penal.
¡Salud¡ compañero que te vas
Yo no te lloraré, porque otros vendrán

Y si tú ya no cantas, otros cantarán

¡Salud¡ noble compañero, a quien ni el
tiempo, ni el martirio doblegó
Si tu corazón ya no late,
Otros corazones libertarios lo harán

Bernabé García Polanco

 

El día 15 de diciembre de 2003 se cumple el 1° aniversario de la muerte de nuestro compañero José Ego-Aguirre, Don Ego.

Por eso es que publicamos la siguiente entrevista, como un sencillo recuerdo de un buen compañero que ya dejó este mundo capitalista, pero que hasta sus últimos días siguió creyendo, luchando y trabajando por la idea. No es un mártir, ni un esquema a seguir, es simplemente un consecuente compañero con quien tuvimos la fortuna de compartir y trabajar. Salud y Acracia, compañero Ego…


¿Su nombre completo para aquéllos que no lo conocen?

José Ego-Aguirre Araneda.

¿Su fecha de nacimiento?
El 6 de abril de 1913, en Tacna.

¿Nos podría contar cómo adquirió las ideas libertarias, cómo llegaron a Ud.?
Bueno, aquí voy aclarar una cosa, compañero. Muchos creen que mi tenacidad y la fogosidad que tenía yo para pintar la idea, han creído que me formé en España, y que estuve en la Revolución, nada de eso es cierto (risas). Ya lo he desmentido varias veces, lo que sí, cuando estalló la Revolución en España, yo ya tenía formación anarquista, por intermedio de un compañero de Santiago, Juan Parra, y el otro compañero, era Miguel Tascón, español, se fue a España con sus padres.

¿Por medio de qué o de quién llegaron las ideas libertarias; por ejemplo, a través de libros, personas, etc.?
Miguel Tascón, que era español, recibía de su familia prensa de España, entonces yo vine a conocer a Miguel al propio Santiago, y también quedó admirado, tan joven e interesado en aprender, y comencé a acumular literatura, y a formarme una biblioteca grande en mi casa de Santiago, leí mucho. Y lo mejor para mí, el refuerzo más leal que tuve, fueron cuando se vinieron los compañeros, deportados de allá del Winnipeg, un buque que transportaron que creían que se iba a hundir en el océano, y no se hundió y llegaron, y ahí llegó, por ejemplo, escritores, llego Cosme Paule, que también peleo en la Revolución, llegó Francisco Pauner, otro español, llego ahí Marcel, francés que peleó en la Revolución, eh, llegó un escritor, no me acuerdo bien, se hizo muy amigo mío, escribió «Éxodo», «Éxodo» escribió este compañero. No me acuerdo el apellido, español.

¿Cuáles han sido los grupos o colectivos en los que ha participado, que Ud. recuerde?
Bueno, ya dije ya, el primer grupo que formé fue Pascual y Buto, eran dos compañeros que cumplieron 10 años de prisión y nunca los juzgaron, en eso también intervino Gabriela Mistral, la poetisa chilena, también ella lanzó un folleto en defensa de esos dos compañeros, porque fueron largados, inutilizados físicamente y sin cargo ninguno, y flagelados. Lo formé muy joven aquí en Santiago, en la FAIT, la IWW. Me nombraron secretario de correspondencia, una organización que yo no me daba cuenta que era mundialmente conocida, en mi casa el Francisco Arcazo, como honor al 1° compañero que cayó en la Revolución española, el 20 de julio, lo más hermoso que tuvo esa Revolución que el 19 lo tomaron los militares, y el 20 todo España estaba bajo actividades anarquistas, recuerdo siempre a la compañera, la que conoció la Revolución en España de que ella andaba empujando los camiones, esos que le pegan en carretillas, fueron hasta las prostitutas a hacer quinteros, todas esas cosas yo las sabía, porque de inmediato yo me puse en contacto con la gente de España, con Alcacel, Verdugo, que eran inseparables esos compañeros.

¿Cuáles fueron algunas de las localidades y personas con las que mantuvo contacto?
Yo tenía contacto con el grupo de Iquique, porque yo creo que Iquique fue la raíz anarquista, porque ahí estaba el compañero Arenas, que tengo fotografías, el grupo era el Surco, a mí me llegaban los folletos a Pedro de Valdivia, tuve contacto con talleres de Chuquicamata, estaban todos, había un compañero español, y el otro que ahora está en Antofagasta, había marítimos, habían de La Estrella un compañero del diario que era fotógrafo, trabajaba en el periódico y cuando me vine para acá en la legua había un grupo espléndido, nos reuníamos la IWW, los zapateros y panaderos, eran tremendos los compañeros. De ahí comencé a conocer gente de importancia, como el doctor Vicencio de Santiago, por ejemplo, que todavía esta a cargo del Manicomio de Santiago. El doctor Vicencio, estaban Marcel y Bauner, que pelearon en la Revolución.

Yo luché hasta con don Clota, íbamos a las tomas, yo nada que ver con eso, pero yo lo acompañaba porque el hombre era valiente, íbamos ya de noche, nos amanecíamos allá hasta las 3 ó 4 de la mañana. Don Clota lo explotaban porque tenía una pila de zánganos que querían la plata que después en la tarde Clota creo que les daba plata de afuera y se ponían a la cola. Y le decía: «Uds. son demasiado sinvergüenzas, Clota es un hombre leal que tienen, cómo le van a sacar coima».

Internacional la IT, con el compañero Arenas la IT, hay que escribir nuevamente porque a ese compañero ya lo reemplazaron, con la FAIT, con compañeros de la CNT, y después con Cosme Paule. Ah, y con la compañera Luisa Fabri también.

Bueno, pasando a otro punto, quisiera que nos contara qué entiende Ud. por anarquismo, no los libros.
El hombre, el ser humano, nace innato anarquista, pero entre la escuela, la política y el sistema estatal les cambian el cerebro y lo toman como un instrumento del sistema estatal, y tiene que poner uno una idea avanzada y con bastante cultura para decir «tú, yo soy anarquista porque no soy estadista». Para mí, todas las personas son iguales y no soy patriota, yo donde como y vivo se puede decirse que esa es mi patria, pero tampoco a separarme de otro con una bandera, entonces el anarquismo es ausencia de gobierno, del hombre por el hombre, si el hombre no puede ser gobernado por otro hombre tienen que los dos combinarse, sea culta o inculta, el mesurar qué tiene el hombre, y ponerse de acuerdo para desarrollar una obra, y esa obra que sea en servicio de toda una comunidad, ese es el anarquismo.

Aquí, por ejemplo, estoy en una casa de gente que son todos evangélicos, el primer día me convidaron a la iglesia de ellos, esto es bueno, fui, me senté al lado escuché de lo que se revelaban, todas esas cosas, pero sí cooperaba con la limosna que pedían, 200 ó 300 pesos, y después, cuando llegué a la casa me dijeron qué me había parecido y les dije: «yo, yo no tengo costumbre», les dije, de sentarme en una parte y ver a un hombre que se arrodilla e implora, me da pena, por no decir asco, entonces ya no me dijeron nunca más que yo fuera a la iglesia.

Me pasaron una revista, la leí, hablaban del martillo, hablan del serrucho, habla de la gaviota, y no se qué otra herramienta más, entonces, para hacer una obra de beneficio, una cosa así, y entonces el papá de esta joven me pregunta: «¿leyó la revista?». «Claro», le dije yo, pero una revista sin intención, aquí viene lo bueno, le dije yo aquí hay dos, tres y cuatro sociedades evangélicas, como dice la revista esta separado el serrucho, la gaviota, el martillo, y el formón. Cómo van a trabajar una obra, suponiendo un monumento, una casa, una población, cómo lo van a hacer… No supieron qué contestar, que aquí y allá. Si el serrucho esta allá, el martillo esta allá, y acá y allá, por eso están tan separados, ahora son cuatro iglesias allá evangélicas, ninguna se saluda, qué se yo, ni se juntan, yo no sé cuál es la experiencia.

¿Qué significado ha tenido el anarquismo durante su vida?
Es como haber conquistado una luz brillante que me ha hecho cambiar el sistema y las maneras de pensar para saber tratar al ser humano.

Para mí no son todos iguales -en carácter-, hay que tener ciertas características para tratar a cada individuo según su nivel, estado, nivel social, de estudio, y todos esas cosas, y me siento mas atraído por el estudiantado, hoy en día.

¿Cuáles serían las mayores satisfacciones que le ha brindado el anarquismo en su vida?
Las mayores satisfacciones que me ha dado el anarquismo es que me haya recorrido casi todo Chile y encontrarme con gente que me ha comprendido y me ha felicitado que ande con idea tan grandiosa con el anarquismo.

Una pregunta que siempre, para algunos, ha sido controvertida: ¿cree en una lucha armada?
Ahora nosotros somos netamente pacifistas, pero si alguien nos ataca con una arma nosotros tendremos por lo menos la obligación de defendernos con otra arma, pero la arma de nosotros es la palabra, y tenemos que estar preocupados y tenemos que estar preparados para dos cosas, porque nuestra trayectoria tiene la palabra, el libro y el ejemplo, pero si nos atacan con un arma tenemos más que estar preparados con armas, yo sé manejar armas y manejado en el tiro al blanco, yo me defendí en plena dictadura, porque yo he caído por las ideas dos veces, en una vez por la propaganda cayó mi compañera, cayó un compañero que se fue a Italia que andaba en moto todas esas cosas.

Nos largaron al otro día, porque los volantes no eran nocivos, porque eran contra la religión católica, y después caí yo, pero yo por denuncia y cayó este chiquillo que está en Santiago, el cosaco le dicen, algo así, Danilo el nombre.

¿Algunas palabras finales que le gustaría agregar a la entrevista, que haya faltado? Lo que Ud. quiera.
Que la gente despierte y no tenga temor a la palabra anarquía, porque es lo más lindo que hay, lo han dicho escritores que todavía existen, y que están escribiendo todo el tiempo, que el anarquismo es una idea que une, que puede salvar toda esta catástrofe de guerras y luchas entre Estados, luchas religiosas, en Europa se están matando en nombre del dios y del santo tanto, y hay muchos que ya no adoran a un monumento, adoran a un hombre, miren el hombre que lo persiguen a muerte los norteamericanos, con matarlo van matar a un hombre no más, pero va seguir la misma idea.

Es lo mismo que a nosotros nos hagan todos desaparecer, como digo yo del anarquismo, el hombre nace anarquista y el ser humano nace anarquista, así que podremos desaparecer todos, pero de aquí a un siglo más aparece el anarquismo de nuevo.


 

Nota:

Uno de sus hijos nos ha aclarado que su nombre completo es José Ricardo Ego-Aguirre Aranibar.